Por qué no debes amenazar a tu hijo con que los Reyes no le traerán regalos

reyes

En la fase previa a la Navidad hay muchos clásicos, pero, sin duda, uno que se lleva la medalla de oro es la típica amenaza de padres, abuelos y demás familiares a los niños y que se traduce en la temida frase: “Si te portas mal, Papá Noel no te traerá juguetes”. Pueden sustituir al tierno viejecito por los Reyes Magos y juguetes por regalos. El caso es que el fin es amedrentar a los más pequeños de la casa para que se porten bien.

¿El fin justifica los medios? ¿Está bien que les hagamos esas amenazas para conseguir lo que de otro modo parece que no logramos? La psicóloga Mónica Serrano cree que es un error utilizar esa “técnica” si queremos que nuestros hijos se porten bien. Considera que es una manera de actuar que rompe muchas cosas buenas dentro del pensamiento infantil: “Las figuras de Papá Noel y de los Reyes Magos representan la ilusión infantil de recibir, en forma de regalos, la amabilidad y cariño adulto de una manera mágica. Dura solo unos pocos años, pues el misterio se rompe con la evolución cognitiva, que deriva en el fin del pensamiento mágico”, explica.

“Sin embargo, es muy frecuente que los mayores, con una perspectiva adulto-centrada, utilicen a estos personajes como moneda de cambio para lograr que los niños se comporten como ellos quieren”. Esta amenaza centrada en los regalos no solo afecta a la posible recepción de los mismos, sino que transmite la idea de que los Reyes y Papá Noel son unos seres mágicos no tan amables como a priori podría parecer, y por lo tanto, “los convierte en jueces que premian o castigan en función de la conducta de la persona, en seres capaces de sentenciar y penalizar a los niños”, añade la experta.

 

Seguir leyendo en ElPais

Be first to comment