POR QUÉ LA CONCENTRACIÓN RELAJADA ES LA BASE PARA CUALQUIER PRÁCTICA, FÍSICA O ESPIRITUAL

1412

SOBRE EL CULTIVO DE LA CONCENTRACIÓN RELAJADA O LA CALMA ENERGÉTICA

 

Un estado de concentración relajada o de calma energética puede parecer una contradicción para algunas personas inmersas en una mentalidad que condena la quietud y que considera que lo importante es la acción en su presentación externa. Sin embargo, la unión entre el control de la atención y la relajación o la estabilidad sin tensión es algo que se ha practicado por milenios entre las diversas tradiciones filosóficas y religiosas orientales. Es de hecho la base del samadhi y del shamatha, la técnica de pacificar la mente sin caer en la lasitud o en el letargo.

El maestro de meditación Alan Wallace argumenta que es evidente que, ya sea que se vaya a practicar una disciplina atlética, como puede ser jugar un partido de tenis, o se vaya a meditar es siempre mejor un estado mental relajado, estable y claro a uno tenso, agitado y opaco. Es difícil pensar en algo, en cualquier tipo de disciplina, donde sea mejor estar tenso, agitado y opaco que relajado, estable y claro; es por ello que es importante cultivar una relajación sin perder la concentración o la claridad. Esto es esencialmente lo que enseña la meditación budista shamatha, dirigir la mente unipuntualmente sin caer en la lasitud ni en la agitación, el punto medio desde donde todo es más fácil.

Hay una famosa historia del budismo theravada, en la que un monje llamado Shrona se acercó al Buda a preguntarle por su practica de meditación –Shrona generalmente estaba o muy tenso o muy relajado. El Buda le dijo: “Cuando eras laico, tocabas muy bien la vina, ¿o no?”. [La vina es un instrumento musical más o menos similar a la guitarra]. “Así es, tocaba muy bien”, contestó Shrona. “¿Cómo sonaba mejor tu vina, cuando las cuerdas estaban muy sueltas o muy apretadas?”; “Sonaba mejor cuando no estaban ni muy sueltas ni muy apretadas”. “Es igual con la mente”, le dijo el Buda. Después de eso Shrona logró cultivar la mente con la meditación.

 

Seguir leyendo en Pijamasurf

Be first to comment