LA INESPERADA FERTILIDAD DE LOS PROPÓSITOS INCUMPLIDOS

propositos

¿Cuántas veces has anotado un mismo propósito en tu lista de Año Nuevo? ¿Llegó el momento de aceptar que no puedes cumplirlo?

El fin de año –o de algún otro periodo significativo– en nuestra vida suele venir acompañado de un ánimo reflexivo que nos lleva a considerar las experiencias pasadas, los cambios, los logros y también nuestros pendientes y proyectos inconclusos, así como aquello que quizá nos propusimos pero por que por alguna razón no llevamos a cabo.

Esto último puede llegar a causarnos cierto recelo e incluso un sentimiento de frustración, en especial cuando pensamos en proyectos o propósitos que han sido recurrentes en nuestra vida y que hasta la fecha no podemos obtener o, en otro sentido, otros que al inicio parecían muy sencillos de realizar pero al final terminaron abandonados. No por nada se señala con humor, a este respecto, cómo los gimnasios lucen tan abarrotados en enero como desiertos en diciembre.

Seguir leyendo en Faena Aleph

Be first to comment

También en nagual...