El árbol del Karma. Identidad y vida.

identidadweb
 Karma Yoga
Está técnica consiste en una sesión en la que la persona consultante realiza un análisis de las causas y consecuencias (karma) en su vida personal que conocerá a través de un test proyectivo. Facilita comprender los patrones causales inconscientes de la personalidad a través del árbol del Karma. Permite también una mayor comprensión de si mismo y de la relación que establecemos con el mundo.
LA IDENTIDAD DESTINADA
Todos somos hijos de un padre y de una madre. Del mismo modo que la carga genética pasa de padres a hijos, el contenido de los patrones educativos familiares también se hereda. En su mayor parte, de manera inconsciente (en sanscrito manas inferior). Esa carga psíquica forma parte de la estructura del ego mental de la persona, que queda de alguna manera programado por la educación recibida de manera equivocada para realizar las pulsiones ajenas o no deseadas, deformando la percepción de la realidad (maya).
El estudio kármico permite a la persona consultante el comprender la llave de gran parte de su comportamiento y de los acontecimientos que se repiten en su vida.  El conocimiento yóguico milenario de la identidad supo entender hace miles de años que la identidad interior aprendida e imitada construye la percepción de sí mismo y la manera de ver el mundo. Esa herencia estructura una serie de ciclos de repetición en las personas que se descubren a si mismas repitiendo patrones heredados, ya sea por imitación o rechazo. El Karma personal explica que el universo evoluciona repitiendo el problema -sea cual sea- hasta que la persona comprende y transciende ese conflicto. Cuando no es asi, ese problema, transformado de alguna manera, puede llegar a pasar de padres a hijos.
En esta práctica no se tratan los aspectos tradicionales de vidas pasadas ni similares.
Este estudio propone otra comprensión a fondo de los factores de condicionamiento desconocidos que estructuran la personalidad. Las experiencias no integradas de la infancia crean unos patrones de comportamiento y de personalidad.  Posteriormente cada una de las experiencias vitales en la infancia y juventud por las que pasó y no fueron resueltas o superadas van dejando su huella en el contenido psíquico de la persona, condicionándolo para repetir, de alguna manera, lo no resuelto de las vivencias anteriores. Dentro de la estructura cerebral, los arquetipos parentales condicionan el contenido mental que la persona percibe. El pensamiento habitual, por tanto, es fruto de ese contenido mental heredado.
Durante la sesión, la persona irá descubriendo las causas y consecuencias de sus logros y sus limitaciones gracias al aporte de información que proporciona el estudio de árbol kármico (a través de un test proyectivo).
Una vez comprendidos los factores causales de los conflictos vitales, en la misma sesión se proporciona al consultante diversas propuestas terapeúticas o iniciáticas para poder evolucionar en su desarrollo personal.

gustav-klimt-the-tree-of-life-stoclet-frieze-c-1909

Aunque bebe de muchas fuentes, esta práctica no es psicología clínica académica, ni coaching ni otra terapia similar. No pertenece a ninguna escuela psicológica oficial ni lo pretende. Es una técnica complementaria e informativa a las tratamientos oficiales y en ningún caso pretende sustituirlos. Tiene más que ver con el  inmenso conocimiento del Yoga Tradicional y lo que se ha dado en llamar el Conocimiento Perenne, como el Gjana yoga (yoga del conocimiento), con el Karma Yoga (el yoga de las causas y efectos) y el Radja Yoga (el yoga de la instrospección). Bebe de las fuentes tradicionales y la comprensión que tienen de la mente como el Budismo, el Tantrismo o el Chamanismo antropológico y con el camino espiritual -no asociado a ninguna religión ni organización específica-. Esta sesión no es más que una asesoría práctica personal sobre aspectos personalizados de la vida. Está fundado en las fusión de las enseñanzas que autores yóguicos milenarios, esencialmente del Yoga Tradicional en su visión de la mente (Antahkarana) y que coinciden con la psicología clínica occidental en la influencia de los patrones generacionales arquetípicos e inconscientes. Por su parte, la visión de maestros Vedanta como Ramana Maharshi, Nisagardatta Maharaj, Ramesh Baselkhar o Sesha han fundamentado la parte iniciática.

Comprender el karma personal, el generacional y el colectivo (Prarabda Karma) es comenzar a liberarse de él, para poder desarrollarse personalmente de manera más sana y completa y llegar a percibir el brillo de la verdadera identidad.

La sesión es impartida en consulta privada por Mariano Alameda, profesor de Yoga, especializado personalmente en su vertiente Karma.

 

Este trabajo está especialmente indicado para:
– Personas que no se percibe realizadas de algún modo y no alcanza a comprender las causas.
– Para parejas o individuos en conflictos de relación. El árbol kármico es un mapa enormemente efectivo en la comprensión de las causas de enlace de las parejas y en sus crisis por la influencia familiar.
– Para los padres que quieren comprender mejor a sus hijos y conocer mejor como evitarles repetir los propios conflictos.
-En personas con curiosidad vital sobre si mismas y la comprensión del mundo que han comenzado una búsqueda de evolución personal y espiritual. El trabajo y la vida son proyectivos.

 

Para solicitar una cita personal, puede hacerlo enviando un correo o por teléfono en nuestros horarios de atención al público. El precio de una sesión es de 60 euros pero puede variar a menor dependiendo de la situación económica del consultante y de su situación en el momento.
contacto-web

¿Quieres preguntarnos algo, apuntarte o comentar?

Rellena nuestro formulario:


Comments are closed.