Estos son los 4 catalizadores que llevan a la mente a la iluminación según la psicología budista

budismo
El budismo cuenta con estas 4 actitudes o catalizadores inconmensurables para transmutar los venenos emocionales y llevar a la mente a su naturaleza original, pura y radiante.

En términos generales la psicología occidental considera que el amor o el odio, la alegría o el enojo son emociones y entran en la misma clasificación. En esto difiere notablemente la psicología budista, para la cual estos estados mentales no difieren sólo en cualidad (positiva o negativa) sino que pertenecen enteramente a otro dominio. Lo que nosotros llamamos normalmente “emociones”, en el budismo son llamados “venenos” o “contaminantes” (kleshas, en sánscrito). Éstos pueden dividirse en tres o cinco emociones fundamentales (las cuales, a su vez, pueden subdividirse en muchos otros psiquismos contaminantes). Generalmente, los llamados cinco venenos de la mente son:

Deseo o apego (raga, sánscrito; ‘dod chags, tibetano).

Enojo o aversión (dvesha, sánscrito; zhe sdang, tibetano).

Ignorancia u opacidad mental (moha, sánscrito; gti mug, tibetano).

Orgullo o arrogancia (mana, sánscrito; nga rgyal, tibetano).

Envidia (irsha, sánscrito; phraf-dog, tibetano).

Seguir leyendo en Pijamasurf

Be first to comment