7 claves para promover una infancia relajada

madre-cogiendo-a-su-hijo-en-brazos

El estrés no entiende de edades. Por eso, nuestros hijos también pueden estar estresados desde incluso, antes de nacer. Durante la infancia, los factores desencadenantes suelen ser circunstancias que, aunque a los adultos nos puedan parecer intrascendentes, para ellos son un auténtico reto. De ahí la importancia de promover una infancia relajada para garantizar una adultez libre de ansiedades.

La separación de los padres al irse al colegio, una regañina de la profesora, pelearse con los amigos en el recreo, un castigo por no comerse lo que tiene en el plato o dormir solo. Son pequeños problemas que el niño debe ir solventando en su día a día con los recursos de los que dispone. Que aún son escasos. Los pequeños aún no han alcanzado el suficiente desarrollo madurativo como para lidiar con ese estrés.

Seguir leyendo en La mente es maravillosa

Be first to comment